24 de julio de 2014

Tarta Tatin

Aquí va una de mis tartas favoritas: fácil de hacer y de manzana. La tarta Tatin es un clásico de la repostería francesa y en numerosos sitios explican la leyenda de su  origen. Su fama aumento a partir del momento en que formó parte de la carta del restaurante Maxim's de París.

Hay varios aspectos a tener en cuenta cuando se cocina esta tarta: el tipo de manzanas que se utilizan (yo uso reineta del Bierzo), el grosor de la capa de manzandas ( a mí me gusta que sea grueso para que contraste con la untuosidad de la masa después) y el punto del caramelo, que tiene que tener un bonito tono dorado y no demasiado tostado.

Ingredientes:

Para la masa:
- 200 gr. de harina
- 100 gr. de mantequilla blanda
- 1 cucharada de aceite
- 2 cucharadas de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 1/2 vaso de agua templada

Para el caramelo:
- 3 cucharadas de azúcar
- 3 cucharadas de agua

Para el relleno:
- 2 cucharadas de azúcar
- 20 gr. de mantequilla
- 4 o 5 manzanas reineta verdes



Preparación:

Mezclar todos los ingredientes para hacer la masa, excepto el agua, en un bol y amasar poco. Si se ve que se necesita añadir un poco del agua templada. Dejar reposar la masa unos 20 o 30 minutos a temperatura ambiente.



Mientras tanto preparar el caramelo, fundiendo en una sartén 2 cucharadas de azúcar con los 20 gr. de mantequilla. El caramelo no debe tostarse demasiado porque tendría un sabor amargo y las manzanas quedarían con tono oscuro muy desagradable.



Cubrir el fondo del molde con el caramelo caliente.



Pelar y cortar las manzanas en gajos grandes y colocarlas sobre el caramelo formando círculos concéntricos. En la capa de arriba colocar los trozos de manzana sobrantes en los huecos como se pueda; no hace falta que quede tan bonito porque no se verá. Espolvorear con el azúcar y la mantequilla.



Enharinar la superficie de trabajo y el rodillo y estirar la masa. La textura de la masa es quebradiza, no está muy elástica y se romperá en trozos.



Cubrir las manzanas con la masa intentando que quede una capa uniforme. Ir rellenado los huecos con parches de masa y tapar muy bien los bordes.



Hornear a 180ºC unos 45 minutos y desmoldar en caliente.



Para degustar la tarta Tatin en óptimas condiciones, debe estar templada o tibia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario